Teléfono: (+34) 655871163    Mail:

Su compra
Carro vacío

En la quietud de las bodegas del Marco de Jerez el vinagre, una de las joyas gastronómicas de nuestra tierra, se envejece en muchos casos durante más de 10 o 20 años, al igual que el vino, siguiendo un proceso de crianza exclusivo: el tradicional sistema de soleras y criaderas.

Tipos:

Vinagre de Jerez: Su período de envejecimiento debe situarse entre los seis meses y los dos años de crianza en madera. Dominado por un intenso color ámbar, contiene tonos caoba. De perfume acético, incluye toques a frutes secos y notas derivadas de su crianza en madera. Su sabor vinoso, amplio y en perfecto equilibrio rememora al vino base del que procede.

Reserva: Esta categoría se aplica a vinagres de jerez de entre dos y diez años de crianza. De profundo color caoba y brillantes reflejos ambarianos. Destaca por su inconfundible y potente aroma, cargado de matices que nos recuerdan a la vainilla, los frutos secos y la madera envinada. A ello se une un sabor al paladar ácido y secante que nos recuerda su procedencia jerezana.

Gran Reserva: El Consejo, otorga esta clasificación a los vinagres que acreditan una edad superior a los diez años. Lo caracteriza su profundo color caoba de textura sedosa. Su peculiar aroma, de profunda acidez, contiene, además de notas de vino añejo, el recuerdo de su prolongada crianza en madera de roble. De ahí proviene su sabor redondo, amplio, seco, equilibrado con un post-gusto ácido y prolongado, con notas a frutos secos y especias.